Preguntas frecuentes

Si estás interesado en nuestro servicio, puedes contratarlo en línea, a través de esta misma web. Nosotros nos ocupamos del resto de trámites. Para cualquier duda en el momento de la contratación, puedes llamarnos al teléfono gratuito 900 844 980.
La comercializadora eléctrica bonÀrea ofrece sus servicios a cualquier persona con un punto de suministro eléctrico en la Península Ibérica, excepto Portugal.
No. No sufrirás ningún corte en el suministro eléctrico mientras se gestiona el cambio de comercializadora eléctrica. Lo único que vas a notar es un ahorro en tu factura.
No. El alta a Corporación Alimentaria Guissona SA es totalmente gratuita. Debes asegurarte de no tener permanencia con la compañía actual ni ningún servicio adicional contratado. Si es así, nosotros podemos asesorarte en los trámites.
La periodicidad de la factura depende del periodo de lectura de tu distribuidora eléctrica.
Las recibirás por correo electrónico y/o correo postal, en función de lo que elijas, pero también puedes consultarlas en la Oficina Virtual.
Una vez seas cliente de la comercializadora eléctrica bonÀrea, solo será necesario que lo solicites vía correo electrónico a info.energia@bonarea.com o al teléfono gratuito 900 844 980.
En este caso deberás contactar con tu distribuidora. Encontrarás el número de averías en la factura o en este enlace.
La lectura del contador la sigue llevando a cabo tu distribuidora, con los periodos de lectura habituales.
El cambio de comercializadora eléctrica no afecta la relación que tienes actualmente con la distribuidora. Así, la parte física de la instalación eléctrica seguirá siendo responsabilidad de la empresa distribuidora de tu zona.
La energía reactiva es un tipo de energía, no útil, que perjudica el sistema eléctrico, por lo que el regulador del sistema fija un coste de penalización. La solución para eliminar este sobrecoste es instalar una batería de condensadores.
La tarifa PVPC (precio voluntario para el pequeño consumidor) es una tarifa del mercado regulado a la que se pueden acoger todos aquellos consumidores conectados en baja tensión y que tengan una potencia contratada inferior a 10 kW.
El bono social (información) es un descuento del 25 % para consumidores vulnerables y del 40 % para consumidores vulnerables severos. Para más información, puedes consultar la página web de la CNMC.
En el siguiente enlace encontrarás una explicación con la documentación necesaria para cada trámite que hagas con nosotros.
La normativa del sector eléctrico no establece ninguna limitación, solo las propias de la instalación y de la normativa de calidad y seguridad industrial.
Es posible, ya que en la nueva redacción del artículo 9.1 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, se establece que “se entenderá por autoconsumo el consumo por parte de uno o varios consumidores de energía eléctrica proveniente de instalaciones de producción próximas a las de consumo y asociadas a los mismos”.
No, porque el valor depende de muchos factores como son el tipo de instalación, la zona de ubicación, las horas de sol, la cantidad de energía usada en el consumo…
  • Sin excedentes y con excedentes.
  • Instalación con excedentes: permite verter la energía que no uses a la red a cambio de una deducción económica en tu factura del suministro eléctrico.
  • Instalación sin excedentes: pensada para cubrir las necesidades energéticas del punto del usuario y sin la posibilidad de verter el excedente a la red.
Los principales beneficios son el ahorro económico en la factura de la luz y también la producción de energía verde y libre de emisiones de CO2.
No, porque durante las horas que no hay sol, no tendrás producción solar y necesitas estar conectado a la red eléctrica convencional.
Normalmente tienen 25 años de garantía de producción, teniendo en cuenta que cada año se pierde un 0,8 % de su rendimiento.
No necesita ningún tipo de mantenimiento en especial, pero según la zona donde se realiza la instalación se recomienda limpiar los paneles con agua y jabón dos veces al año. Se debe tener en cuenta que, si están llenos de polvo o tienen excrementos de pájaro, no tendrán el mismo rendimiento. También hay que mantener ventilada y limpia la zona donde se colocan los inversores.
Con el equipo de monitorización se puede ver a tiempo real la producción de los paneles solares, el consumo de la casa y la demanda eléctrica de la red convencional, y obtener diferentes gráficas por horas, días, meses y años.
En los días nublados los paneles siguen produciendo energía, pero con un rendimiento inferior que un día soleado, ya que no necesitan luz solar directa para producir, sino radiación solar. En los días de niebla, los paneles no producirán energía.
Para poder asegurar un buen funcionamiento, no perder la garantía de los componentes y poder legalizar la instalación, es necesario que realice la instalación un técnico autorizado.
Los paneles solares pueden ir instalados en la cubierta o, en el caso de masías o casas con jardín, se pueden colocar con una estructura inclinada en el suelo. El inversor va colgado en la pared y ocupa poco espacio.
Sí, hay unas fijaciones especiales para este tipo de tejado.
Es el principal enemigo para un sistema solar fotovoltaico. Cuando la placa está parcial o totalmente tapada por la oscuridad, esta reduce drásticamente la producción de energía; además, reduce toda la producción de los paneles que están conectados a ella.
Desde el momento que se firma el presupuesto y se visita el lugar donde se realizará la instalación, el proceso administrativo y de preparación puede ser de unos 2 meses, dependiendo de cada ayuntamiento. Una vez se empieza la instalación, en 2 o 3 días se puede tener finalizada (en viviendas con poca potencia). Pero todo dependerá de la potencia que haya que instalar.
Es la energía producida por la instalación fotovoltaica pero que no es consumida al momento. Esta se puede inyectar a la red eléctrica para conseguir una compensación económica en la factura de la luz de final de mes.
En el caso de una instalación en una vivienda, normalmente no hay que hacer ningún tipo de obra, lo único que se necesita es fijar los soportes de los paneles en el tejado con anclajes y llevar el cableado hasta el inversor y el cuadro eléctrico, lo que puede suponer hacer un pequeño agujero en la pared para pasar los cables.